Moda: estilo y personalidad

Escrito el 15/05/2022
Por Dariena González Varona

En estos tiempos, donde existe gran tendencia a la confusión, debemos definir nuestro estilo propio en la manera de presentarnos, tenemos que saber que “aunque el hábito no hace al monje”, exponemos a la vista mucha información sobre nuestra personalidad según el modo en el que nos mostramos en público. La comunicación no verbal influye más que la verbal, no requiere de palabras y está representada en más del setenta por ciento por la imagen que proyectamos sobre nosotros mismos cuando nos relacionamos con los demás, por lo que debemos reflejarnos según cómo somos y además adecuarnos a cada ocasión.

Existe un “dress code” o código de vestimenta que podemos consultar en caso de que nos surjan dudas sobre cómo deberíamos ir en determinados momentos, hemos de hacer especial énfasis cuando se trata de presentarnos a una entrevista, ir al lugar de trabajo, a un espectáculo cultural en un teatro, o a un evento que podría ser muy importante para el protagonista o la persona que nos ha invitado. En todas estas situaciones debemos respetar el ambiente de la actividad y esmerarnos para lucir acordes al medio, sin dejar de reflejar en ello nuestra personalidad. 



En estos tiempos, donde existe gran tendencia a la confusión, debemos definir nuestro estilo propio en la manera de presentarnos, tenemos que saber que “aunque el hábito no hace al monje”, exponemos a la vista mucha información sobre nuestra personalidad según el modo en el que nos mostramos en público. La comunicación no verbal influye más que la verbal, no requiere de palabras y está representada en más del setenta por ciento por la imagen que proyectamos sobre nosotros mismos cuando nos relacionamos con los demás, por lo que debemos reflejarnos según cómo somos y además adecuarnos a cada ocasión.

Existe un “dress code” o código de vestimenta que podemos consultar en caso de que nos surjan dudas sobre cómo deberíamos ir en determinados momentos, hemos de hacer especial énfasis cuando se trata de presentarnos a una entrevista, ir al lugar de trabajo, a un espectáculo cultural en un teatro, o a un evento que podría ser muy importante para el protagonista o la persona que nos ha invitado. En todas estas situaciones debemos respetar el ambiente de la actividad y esmerarnos para lucir acordes al medio, sin dejar de reflejar en ello nuestra personalidad. 



En estos tiempos, donde existe gran tendencia a la confusión, debemos definir nuestro estilo propio en la manera de presentarnos, tenemos que saber que “aunque el hábito no hace al monje”, exponemos a la vista mucha información sobre nuestra personalidad según el modo en el que nos mostramos en público. La comunicación no verbal influye más que la verbal, no requiere de palabras y está representada en más del setenta por ciento por la imagen que proyectamos sobre nosotros mismos cuando nos relacionamos con los demás, por lo que debemos reflejarnos según cómo somos y además adecuarnos a cada ocasión.

Existe un “dress code” o código de vestimenta que podemos consultar en caso de que nos surjan dudas sobre cómo deberíamos ir en determinados momentos, hemos de hacer especial énfasis cuando se trata de presentarnos a una entrevista, ir al lugar de trabajo, a un espectáculo cultural en un teatro, o a un evento que podría ser muy importante para el protagonista o la persona que nos ha invitado. En todas estas situaciones debemos respetar el ambiente de la actividad y esmerarnos para lucir acordes al medio, sin dejar de reflejar en ello nuestra personalidad.