MOTOR: ESTRATEGIA PARA EL MERCADO EUROPEO

Escrito el 15/12/2021
Carlos Pascual


La industria automotriz está viviendo una transformación tras la que pocos quedarán en pie. El modelo de movilidad futura es la cuestión.Por ello vemos cómo se refundan divisiones de empresas como Bergé Auto pasando a ser ASTARA. Al mismo tiempo los grandes grupos industriales asiáticos, han dejado de ser una alternativa “low cost” para luchar de tú a tú con los fabricantes europeos


 

La industria automotriz está viviendo una transformación tras la que pocos quedarán en pie. El modelo de movilidad futura es la cuestión.

Esto se traduce en productos mejor acabados en las filas coreanas y un número de ventas superior al de años atrás. KIA ha sido número uno en España, desbancando a SEAT tras años de hegemonía. La firma española posee en su porfolio numerosos modelos, aunque han desaparecido por completo las versiones aspiracionales que han quedado reservadas a la nueva marca Cupra. Sin embargo, KIA posee entre sus modelos un SUV de gran formato y siete plazas como es el Sorento o una berlina como estandarte de marca encarnado en el KIA Stinger.

¿Por qué hablo en este momento de cambios y de estas marcas? 

Porque representan la evolución que está sufriendo el automóvil y cómo cada fabricante juega sus cartas de manera diferente. 

Hablamos de las dos marcas más vendidas en España, ambas son ejemplo de evolución constante y desarrollo de nuevas formas de movilidad. Ambas marcas pertenecen a grupos industriales mayores que poseen intereses en diferentes sectores. Por último, destacar que este binomio de cabeza en ventas encuentra su mayor caladero en los segmentos B y C, además de sus correspondientes homólogos SUV con el KIA Sportage y SEAT Ateca.

Otra reflexión es, ¿por qué no tiene SEAT un automóvil como el KIA Stinger?

Parece natural pensar que marcas parecidas peleen con armas parecidas. Ahora llega la implantación en los mercados y la búsqueda de un automóvil diferente para distinguirse. La clave está en que SEAT apenas tiene implantación en países como Estados Unidos, mientras que KIA sí. De este modo y atendiendo a las demandas y posicionamiento de las marcas, para la firma de Martorell apenas es interesante contar con una berlina entre sus filas, más si se trata de un segmento E con el que entraría a competir con las “todopoderosas” firmas premium.  

Sin embargo para KIA, esto es interesante, aún siendo un modelo de volumen residual, tanto que tan siquiera han llegado a presentar su último lavado de cara.  El KIA Stinger es un modelo dinámico, desarrollado en Europa para el mundo. Se trata de un vehículo que encuentra en España especiales resistencias para la venta, especialmente si observamos cómo el trío alemán (Audi, BMW y Mercedes-Benz) se reparten la tarta de este segmento. 

En definitiva, la forma de abordar el mercado europeo de SEAT y KIA, en especial el español, es semejante. Su base fundamental son modelos de volumen que atienden de una forma u otra (más conservador el español, más arriesgada la coreana) a la demanda de vehículos orientados al uso diario en familias de clase media. 

Mientras que la extravagancias quedan reservadas a vehículos que puedan venderse de forma global, punto en el que SEAT tiene todavía camino por recorrer.