MUY PERSONAL CON ENRIQUE RUIZ ESCUDERO

Escrito el 15/11/2021
Ángel de la Rúa


¿Cuál ha sido el momento más duro desde el inicio de la pandemia, personal y profesionalmente? Sin duda, en la parte personal, los momentos más difíciles han sido a la hora de asumir la pérdida de vidas humanas, el adiós a miles de pacientes y decenas de profesionales, algunos muy cercanos. Será imposible poder borrar de la mente ciertas vivencias, no creo que nunca pueda hacerlo. En este sentido, me gustaría aprovechar la oportunidad que me da la revista DIPLOMACIA & EMPRESA para tener un recuerdo especial a todas las víctimas de la pandemia y a sus familias, y también mostrar mi cariño a las personas que siguen luchando contra el COVID-19 en nuestros hospitales o en sus hogares.

Y, en lo referente a la gestión, destacaría cuando tuvimos que abrir el hospital de IFEMA. Recuerdo muy bien el día, tomamos la decisión el 21 de marzo, a las 6 de la mañana, y en 28 horas teníamos los primeros 50 pacientes. Fue una medida acertada en un momento complicado. Y es que estábamos creciendo a un nivel de casos altísimo, más de mil ingresos diarios, unas cifras descomunales. Teníamos que aumentar ampliamente nuestra capacidad asistencial y, para eso, había que hacer algo más. Y no dudamos en dar el paso, a pesar de la complejidad que supuso. Fue como crear otro Hospital La Paz de la nada. Hay que recordar que en IFEMA tuvimos 1.600 camas, también UCIs; y llegaron a pasar más de 4.000 pacientes.

Usted es médico de profesión ¿Compensa dedicarse a la política con todo lo vivido tras esta crisis sanitaria de primer orden?

Sí. Ambas profesiones son vocacionales y eso hace que siempre merezca la pena el ejercicio de las mismas. Es cierto que cuando asumes el cargo de consejero de Sanidad no te imaginas que te va a tocar vivir y gestionar una pandemia, que además es mundial. Y menos te imaginas que, políticamente hablando, no vas a tener ayuda por parte del Gobierno de la Nación. Aun así, hemos aprendido muchas lecciones, sanitaria y humanamente hablando, que ya nos están sirviendo para hacer frente a todos los retos que tenemos por delante. Y también nos permitirá adelantarnos a los desafíos del futuro.

¿Cuáles van a ser los principales objetivos tras el Covid-19?

El principal objetivo es vencer al Covid-19 y volver a una relativa normalidad. Para ello es importante que toda la población española y mundial esté vacunada lo antes posible. De igual forma lo es que se siga investigando en los fármacos necesarios para erradicarlo de manera definitiva. Y también ofrecer una atención integral a los pacientes que continúan con síntomas relacionados con este virus después de pasar la fase aguda.

Por otro lado, debido a la actual situación epidemiológica y asistencial, se ha retomado la actividad no Covid en toda su extensión. En la Comunidad de Madrid se ha potenciado la mejora de la Atención Primaria, la Salud Mental, los cribados oncológicos, los proyectos de investigación, las nuevas tecnologías y las infraestructuras sanitarias.

Una de las Viceconsejerías de Sanidad es de Humanización. ¿Es un aprendizaje de la pandemia?

En mi opinión, la existencia de esta Viceconsejería es un reflejo inequívoco de la prioridad que tiene el Gobierno regional y esta Consejería con la mejora continua del componente humano de la atención sanitaria. Siempre hemos defendido y promovido una sanidad cada vez más cercana, accesible y humana al servicio de los madrileños.

Precisamente, en la excepcional situación generada por el Covid-19, hemos visto reforzada la relevancia de la humanización de la asistencia sanitaria. Necesaria más que nunca en una situación de aislamiento, estresante y de máxima vulnerabilidad para los pacientes y sus familiares, quienes necesitaban de proximidad, empatía y apoyo.

Los profesionales de la sanidad madrileña, trabajando en primera línea durante toda la pandemia, han demostrado de manera proactiva, ser los agentes clave en la humanización. Han ofrecido, como una parte más de su labor asistencial, un trato cercano. Han sido y son un ejemplo de profesionalidad y entrega con los pacientes.

En la gestión diaria de la crisis de la pandemia a la hora de adoptar las decisiones ¿qué papel ha tenido su equipo de la Consejería a nivel humano y profesional?

Todo. Y quiero destacarlo de manera especial, porque si ha habido una Consejería que ha estado unida y ha trabajado hasta la extenuación ha sido y es la nuestra. Es más, este gran equipo profesional -sólido y bien fusionado- nos ha permitido funcionar de manera muy eficaz durante la pandemia. Para mí es un privilegio y un honor contar con cada uno de ellos, y no sólo por su preparación técnica sino también por su valía humana. La complejidad que presentó la pandemia a la hora de tomar decisiones, los ataques injustos recibidos y las jornadas eternas que tuvimos que pasar trabajando en la Consejería han unido mucho más a este gran equipo, que evidentemente continúa trabajando todos los días con el mismo empeño y esfuerzo para que los ciudadanos sigan confiando en su Sanidad y en la Comunidad de Madrid.

PERSONAL

  • PLATO PREFERIDO: MIGAS CON HUEVOS FRITOS.
  • COLOR: ROJO Y BLANCO (JUNTOS E INDIVISIBLES).
  • CIUDAD PREFERIDA: POZUELO DE ALARCON, MI CASA.
  • EQUIPO DE FUTBOL: EL GLORIOSO ATLÉTICO DE MADRID.
  • CANTANTES: CARLOTA RUIZ.
  • PERSONAJES HISTÓRICOS: GREGORIO MARAÑON.
  • PERIODISTAS A LOS QUE ADMIRA: MANOLO MARTÍN FERRAN.