CÓMO CONSEGUIR LO QUE TE IMPORTA Y DEJAR DE PROCRASTINAR

Escrito el 27/10/2021
Ángeles Roa


¿Te sucede que te propones algo y sin embargo te cuesta trabajo ponerte con ello y lograr lo que quieres?

A la mayoría de las personas nos sucede, que en algún momento nos planteamos metas que nos gustaría alcanzar y después vamos dejando para mañana lo que podríamos hacer hoy para conseguirlas.

¿A qué se debe? Algunas de las razones más frecuentes por las que vamos aplazando un proyecto, acometer un cambio o emprender nuevas actividades personales y profesionales son:

No nos planteamos adecuadamente nuestros objetivos. -Miedo a fallar o al rechazo. -Falta de confianza y seguridad. -Exceso de optimismo. Ausencia de un buen plan. -Carecemos de disciplina y de ejercitar nuestra voluntad -Lo que queremos, no nos importa tanto como pensábamos.


¿CÓMO LO HACEMOS? La tendencia a posponer tiene muchos disfraces, unas veces en forma de excusas, otras de evasión, distrayéndonos con planes y personas que no son nuestra prioridad y hasta haciendo lo que no nos gusta.

 Y surgen las sensaciones de malestar porque dejarnos las cosas para luego se convierte en un problema cuando miramos nuestra lista de pendientes y vemos en ella asuntos que consideramos importantes y que, sin embargo, permanecen ahí durante mucho tiempo, lo que nos hace sentir decepcionados, culpables y con desasosiego interno.

Otras consecuencias negativas de procrastinar pueden ser crearnos una mala reputación en el trabajo o con el entorno personal, pérdida de confianza, no tener los resultados esperados y peor aún se pueden afectar nuestra salud y estado de ánimo.



La buena noticia, es que sí se puede dejar de procrastinar aplicando estas 10 claves que te ayudarán a actuar distinto:

1. Empieza por hacerte un buen planteamiento de tu objetivo utilizando la fórmula SMART (específicos, medibles, alcanzables, realistas y temporales).

2. Defínelo en positivo y revisa hasta qué punto es importante para ti ahora.

3. Utiliza el poder de visualizar e imagina lo que genial que será conseguir lo que te propones.

4. Afronta de forma adulta los inconvenientes de tu inacción e identifica sus costes.

5. Descubre tu bloqueo oculto y elimínalo (miedo a fallar, falta de confianza,… ausencia de un buen plan.

6. Pon tu discurso interno a tu favor: elijo hacer, he decidido ponerme con esto.

7. Diseña un plan de acción con una organización realista que te permita ser disciplinado.

8. Descubre tus mejores momentos del día para acometer lo que más te cuesta y poco a poco modifica tus hábitos.

9. Si no te ves haciéndolo solo, encuentra ayuda profesional y crea el contexto adecuado para mantenerte en la dirección que te has propuesto.

10.Mantente motivado y recuérdate a diario lo importante que son para ti tu objetivo y sus beneficios. Practica este decálogo, y verás como te resulta más fácil hacer hoy lo que podrías dejar para mañana, te sentirás satisfecho y con la sensación de que sí puedes, alegre por ver los frutos de tus acciones y con las ganas suficientes de seguir dando pasos hasta lograr lo que de verdad te importa.