Sabor de Bulgaria

Escrito el 08/04/2022
David V. Castro

La cocina búlgara se podría decir que es la representativa de la gastronomía de los Balcanes. Es por ello, que en los platos típicos encontramos referencias a la cocina turca, griega, y árabe. Asimismo, en la húngara y la italiana, pero en menor medida. A causa de su caluroso clima, el uso de vegetales y ensaladas es muy abundante y los encontramos en la gran mayoría de platos típicos del país, bien sea como alimento principal o como guarnición. A continuación, conoceremos los platos típicos más famosos de la gastronomía de Bulgaria. ¡Que aproveche!

Shopska

Se trata de una ensalada típica que se prepara con tomates picados, pimientos, cebollas, pepino, perejil fresco y queso blanco rallado. En algunas ocasiones se añade aceite vegetal, vino o vinagre de sidra. La guinda de la ensalada se le da con queso rallado y perejil fresco, aceitunas negras o un poco de pimienta. Debido a su carácter refrescante, este plato es consumido habitualmente en verano.



Cheverme

Como conoceremos ahora, es un plato muy simple y para descubrir el porqué de su fama nos tenemos que remontar al pasado, ya que esta comida proviene de los asentamientos en las montañas de la parte sur del país. Consiste básicamente en un cordero entero, asado al fuego. El tiempo de cocción suele rondar las 9-10 horas, por lo que queda una carne muy blanda y jugosa.

Kapama

Se trata de un plato que tradicionalmente se cocina en Navidad o Año Nuevo. Consiste en mezclar embutidos, pollo y otros tipos de carne al gusto, y cocerlos a fuego lento durante varias horas (aproximadamente 5) en una cazuela sellada con arcilla. A esta mezcla se le añaden determinadas especias que varían mucho según quién las prepare y es lo que le da el toque personal a este plato. Este plato se acompaña típicamente con arroz.

Moussaka

La Moussaka es un plato que proviene de muchos sitios y a la vez de ninguno concreto. En el caso de la Moussaka búlgara data de la época en la que el imperio otomano gobernó en Bulgaria, que como hemos podido conocer en la historia del país fueron casi 500 años. El plato a simple vista puede recordarnos a una lasaña, pero con verduras y huevos. El potente sabor de los hongos locales y la nuez moscada dan a la moussaka búlgara el toque especial y distinto al resto de versiones de otros lugares.

Tarator

Se trata de una sopa búlgara fría a base de yogur, pepinos, agua y especias. Este plato tiene una curiosa anécdota detrás, ya que los griegos consideran que los búlgaros robaron la ensalada y añadieron un poco de agua en ella. Sin embargo, diversas fuentes señalan que este plato se cocina por primera vez en Bulgaria.

Banitsa

Es un bollo muy tradicional en Bulgaria que se prepara con varias capas de huevo y diversos trozos de sirene, que es un queso búlgaro similar al feta pero mucho más duro y salado, entre pasta filo, y que posteriormente se hornea. Se puede tomar tanto frío como caliente, y se sirve como desayuno con yogur, ayran, o boza. Se trata de un plato típico en nochebuena, y la tradición es introducir alguna pequeña pieza simbólica en su interior, que puede ser una moneda, una figurita, o hojas de papel con deseos que queremos que se cumplan.



Patatnik

Su receta contiene dos productos muy típicos en Bulgaria: patatas y queso blanco. De hecho su nombre proviene de patat, que significa patata. Hay diversas maneras de prepararlo: al horno, frito, hervido, o con láminas enrolladas. La diferencia al igual que en otros platos que ya hemos visto previamente se encuentra en las especias utilizadas en su preparación. Existe una versión del Patatnik con carne y otra sin carne. La receta clásica utiliza patatas, queso blanco, un huevo, cebolla, especias – sal, pimienta, menta fresca y grasa. Se hornea a baja temperatura para que el plato tenga una textura crujiente. Como toque final antes de servir, se suele adornar con yogur o verduras.