Sabor de Kuwait

Escrito el 15/03/2022
David V. Castro

La gastronomía de Kuwait es muy amplia y de sabores variados, ya que tiene toques de cocina árabe, persa, india, e incluso mediterránea. Tanto el marisco como el pescado cuentan con un gran protagonismo, junto por supuesto, al arroz, ingrediente que forma parte de la gran mayoría de los platos de este país. Por su parte, el pan que se come en Kuwait, es un pan grande plano cubierto con semillas de sésamo que tiene origen iraní. A continuación, os mostraremos algunos de los platos más típicos de Kuwait.

Macboosh:

Este plato es una mezcla de arroz (generalmente basmati), carne, que puede ser pollo, cordero, vaca, cabra, o camello (en algunas ocasiones usan gambas o pescado), y verduras. Tradicionalmente para prepararlo se usan estas especias: pimienta negra, clavo de olor, cardamomo, azafrán, canela, lima negra, laurel y nuez moscada. El toque final de este plato, se le suele dar con tomates, piñones, almendras, cebolla, o dátiles. La peculiaridad de esta comida, es que tiene tantas combinaciones de ingredientes posibles, que se puede comer durante una semana de formas distintas.



Maglooba:

Este plato tiene su origen en la cocina jordana, pero la mayoría de los países de Oriente Medio han hecho suya la receta con diferentes versiones de la misma. Lo anecdótico de esto, es que a veces se denomina este plato como la “paella árabe”, ya que tiene un aroma y color similar a la paella valenciana.

Tiene una base de arroz, con carne de pollo o cordero, huevos, y berenjena. Se cocina todo junto en una cazuela y para comerlo se acompaña con yogur y pan de pita, y en ocasiones queso frito. Se considera una comida especial, por eso es común que se sirva los días festivos, generalmente, los viernes. Este plato simboliza el respeto y honor de quien lo cocina a los invitados.

Quzi:

Este plato tiene su origen en Iraq, país que como habéis podido conocer en el artículo de historia, ha tenido una gran influencia en la cultura y gastronomía de Kuwait. Como ya imaginaréis, la base de este plato es el arroz. Se le acompaña con carne de cordero cocida lentamente a baja temperatura, nueces asadas, y unas pasas para darle el toque final. Hay varias maneras de cocinar este plato, pero básicamente la diferencia entre ellas es que en un caso se introducen verduras arroz y las nueces dentro del cordero, y en el otro, que es el más popular, se prepara la base del arroz y todo lo demás se pone encima.



Harees

Se trata de un plato popular que cobra especial importancia en el mes de Ramadan, ya que es una comida habitual en dicho mes de todos los países del Golfo Pérsico. Tiene su origen en el verbo “harasa”, que significa moler o aplastar. Consiste en trigo hervido, que puede estar tanto tostado como agrietado, mezclado con carne, por lo general, pollo. Puede ser una bola de masa o una papilla. Tradicionalmente este plato lo cocinaban solo los ricos en las bodas, aunque tenían como costumbre compartirlo con los más pobres del pueblo. 

Mahyawa

Es un condimento muy popular en Kuwait. Procede de Turquía e Irán. Se consume en todos los países árabes del Golfo Pérsico. En sí, se trata de una salsa elaborada con pescado y que tiene un sabor bastante ácido.

Se toma sobre el khubz, que es el pan plano árabe. Realmente, se denomina Mahyawa a todos los alimentos que se comen sobre el mencionado pan, como por ejemplo carnes aromatizadas o huevo duro, que se mezclan con vinagre y se dejan secar al sol. Podemos encontrar Mahyawa en las panaderías persas, y lo venden en distintas botellas dependiendo del sabor que tengan.



Yalebi

El Yalebi es un dulce que tiene su origen en el norte de la India, aunque con el tiempo se ha convertido en el postre por excelencia de países como Pakistán, Bangladés, y del propio Kuwait, así como en el Magreb. Se cocina friendo una mezcla de masa líquida, que se remoja en sirope, y se forman caóticas de anillo. Los yalebis pueden ser de color naranja o blanco, de textura blanda, y se puede comer tanto frío como caliente. Por su forma, son muy parecidos a los pretzels.

Labne

Posiblemente es la receta que más variantes y orígenes tenga. En Europa y América, yogur griego, chakka en Asia Central y la India, y Labne en el mundo árabe. En el pasado, los nómadas ponían yogur el de leche de cabra en pieles y con el tiempo se evaporaba hasta que se convertía en una pasta. A este resultado se le añadía sal con el fin de que durase en el tiempo sin ponerse en mal estado. En la actualidad, no ha cambiado tanto el proceso de elaboración. Se utiliza yogur comprado en alguna tienda o supermercado, y se introduce en bolsas de redecillas durante 24 horas. Pasado ese tiempo la mezcla ya está lista. Este plato se suele consumir en un sándwich, o como “mezze”, que es como se denomina a una mezcla de aperitivos en el este del mediterráneo y en Oriente Medio.



Sharbat

La bebida por excelencia del Medio Oriente y el Sur de Asia. Fue creado por los gobernantes mogoles, que, como anécdota, enviaban a sus criados a por hielo al Himalaya para poder degustar su Sharbat frío.

Se trata de un sirope preparado a base de frutas o pétalos de flores. Es de sabor dulce, y lo habitual es tomarlo frío. Los sabores más comunes del Sharbat son: rosa, sándalo, bel, hibisco, limón, naranja, piña, falsa, etc. Hasta aquí el recorrido por la gastronomía de Kuwait. Como habéis podido observar, la mayoría de sus platos son similares en la base, pero con una mezcla técnicas de cocina, de especias, y condimentos, que hacen de cada receta un plato único y especial. Espero que hayáis disfrutado este artículo, y os decidáis a probar alguno de estos manjares de este gran país.