Dubái, la inteligente estrategia que hace brillar a Emiratos Árabes en el panorama inmobiliario internacional

Escrito el 30/06/2021
Ángel Manuel Gómez

Dubái, la estrategia inteligente que hace brillar a Emiratos Árabes Unidos en el panorama inmobiliario internacional.

Serenidad, criterio y una refinada estrategia han hecho de Dubái la mejor opción, para muchos inversores nacionales e internacionales. Analicemos, juntos, cuál ha sido la fórmula del éxito que ha permitido a este emirato árabe desmarcarse –y destacar- ante sus competidores.

Todo comenzó con la más inteligente de las estrategias frente a la pandemia. Estamos hablando de una contundente campaña de vacunación, conjugada con la apertura de fronteras en el momento adecuado, que posicionó a Dubái –y, por extensión, a Emiratos árabes Unidos- como un destino seguro e inteligente a la hora de viajar por turismo o negocios. En Dubái, aun cumpliendo con un estricto protocolo de distanciamiento en espacios públicos, no se han marcado límites en cuanto a restricciones de movilidad ni toque de queda. Esta apertura, con las máximas garantías de seguridad, fue el inicio de una carrera, hacia la mejora, en las expectativas de inversión extranjera en el país. Una estrategia que, a día de hoy, no ha hecho más que crecer.

Permanecer abiertos al turismo en plena pandemia, combinado con bajas tasas de interés hipotecario, precios atractivos, la Exposición Universal y la altísima demanda de compradores. La suma de todos estos elementos han aupado a Dubái a una posición de liderazgo difícil de alcanzar y, más aun de superar, por sus competidores en el mercado internacional.

Hablando de cifras, las transacciones inmobiliarias registradas entre enero y abril pasados alcanzaron los 92.000 millones de dírhams emiratíes (unos 20.000 millones de euros). Tan elevado volumen de inversión ha acabado por generar un crecimiento, en comparación con datos de hace un año, de un 51 %, en número de operaciones, y un 72 % en volumen de negocio.

Los éxitos se acumulan, en forma de ofertas, ante el mero hecho de hacer públicos nuevos planes de desarrollo urbanístico en Dubái. Tal es así que las peticiones de compra, que anteriormente se demoraban semanas –o, incluso, meses- hoy aparecen tan sólo días después de la publicación de un nuevo proyecto. Evidentemente, con este nivel de actividad, no resulta extraño que Dubái haya acabado por acaparar el interés de los inversores internacionales.

Morgan Stanley considera excepcionalmente halagüeño el futuro inversor en Dubái "una demanda fuerte, sumado al tope en la oferta y los plazos de entrega de nuevos proyectos, podrían impulsar, aún más, si cabe, el mercado en los próximos años". Así de claro se pronuncia, al respecto de las posibilidades de desarrollo y expansión del negocio inmobiliario en Dubái, el banco estadounidense de inversiones. 

La Exposición Universal que, aplazada en 2020 debido a la pandemia, albergará la ciudad este año acaparará todas la miradas y atraerá una gran afluencia de visitantes. Aunque las cifras de negocio están aún por definir, debido a la situación sanitaria mundial, no cabe duda de que el pequeño emirato es ya una apuesta segura de inversión. ¿El motivo? el protagonismo que, sin duda, conferirá a Dubái -y en general a los EAU- la celebración de tan importante evento.  De hecho, la mera celebración de la exposición ha impulsado, a la ciudad emirato, a expandir sus infraestructuras, y su sector residencial, en las áreas circundantes a las instalaciones expositoras. 

En definitiva y dentro de la fatalidad, y consecuencias, sobrevenidas tras la pandemia, EAU -encabezados por Dubái- han conseguido erigirse como un ejemplo del cambio y reversión a conseguir, a nivel mundial, en un sector tan relevante para la economía de  los países como el inmobiliario.