ADRIANA MACHADO: CONVERTIR UN TALLER EN UNA FORMA DE VIDA

Escrito el 15/01/2022
Chus Marugán

A poca distancia de la Puerta de Madrid de los Jardines del Buen Retiro, abre sus puertas el estudio de cerámica Adriana Machado donde podemos aprender con ella a diseñar nuestra propia vajilla o adquirir cerámica esculpida por esta ceramista dispuesta a trazar su camino con firmeza influida por los patrones fractales de la naturaleza y por el poder de la música que ella siente de crear comunidad.

Comenzó a dibujar en la parte de atrás de los cuadernos en el cole y muy pronto se dio cuenta de que se le daba bien. Hizo muchas cosas antes de descubrir la cerámica: tomó un curso de dibujo de caricaturas, clases de dibujo realista, de pintura al óleo, aprendió acuarela, hizo ilustraciones, alquiló un espacio en un taller de pintura, siempre saltando de una cosa a otra; hasta que llegó a la cerámica, que más que elegirla ella, la cerámica la eligió a ella. 

Como todo lo demás en su vida, todo su trabajo cerámico es el resultado de la suma de sus experiencias. A veces se inspira con viajes físicos, como con una serie de platos que hizo para una amiga cocinera en Alemania que están inspirados en los colores contrastantes que vio en las minas de oro abandonadas de Rodalquilar (Almería) de camino al Cortijo del Fraile (donde Lorca se inspiró para sus Bodas de sangre); y otras veces son los viajes más mentales, donde me influyen cosas como los patrones fractales en la naturaleza o el poder que tiene la música de crear comunidad, ya sea una tribu africana o en un festival de verano.

Su forma de trabajar, un poco caótica como se define ella misma, y algo que tienen en común todos los grandes artistas, se basa en la experimentación y cuenta que se deja influenciar por la imprevisibilidad del material, ´´hay resultados que ya conozco y me gustan, y esos apoyándome en la química) los repito, pero siempre intercalo la producción de lo que sale bien (lo seguro) con lo que probablemente saldrá mal (lo novedoso)’’. Su desarrollo como artista va de la mano de su crecimiento personal. Ha evolucionado bastante en los últimos diez años,cosa que no parará aquí. ‘’Ya no me identifico con algunas cosas que he producido en el pasado, pero me han traído hasta aquí y eso es lo más interesante: la evolución en sí misma’’



Podemos encontrar a Adriana Machado Studio en la calle Antonio Acuña número 12 de Madrid y en Instagram en @adrianamachado_studio.