Bulgaria: Una economía todavía con mucho que decir

Escrito el 15/04/2022
Sergio Valverde

Bulgaria, una economía todavía con mucho que decir. Todo análisis económico requiere de un contexto que nos ayude a entender el presente. Este contexto viene por conocer el pasado para así ver que puede proyectar a futuro. Hoy hablamos de Bulgaria, un país que se encuentra en una posición estratégica al situarse en la Europa Central y entre África y Asia.

 



Orígenes de Bulgaria como país

La situación territorial de Bulgaria a lo largo de su historia no ha sido fácil, continuas guerras han marcado el devenir del país hasta conformar la sociedad y el territorio que a día de hoy conocemos. El primer indicio de país lo podemos datar del año 681 cuando los búlgaros eslavos de Khan Asparuh ocupan Tracia y fundan el primer estado. Antes era un territorio que no estaba unificado, donde distintas tribus convivieron, tracios, griegos, macedonios, godos y los hunos.

Con Khan Asparuh tenemos el primer Imperio bulgaro que duró desde el 681 hasta 1018 d.C., quien se dedicó a atacar al imperio Bizantino que cansado de esta situación prefirió pagar una cantidad de dinero anual para que cesara en sus incursiones constantes. Pasado los años Bulgaria se hace cristiana ortodoxa en el periodo del zar Boris I para unificar y dar paz al Imperio y poder tener cierta concordia con las potencias cristianas de Occidente.

En un momento de su historia llega a tener salida al mar Adriático y Mediterráneo además del Mar Negro, pero en el siglo X el emperador Bizantino conquista el Imperio Búlgaro y lo anexiona durante dos siglos. Poco duró esta conquista porque el Imperio Otonomano hace acto de presencia y Bulgaria como tal desaparece convirtiéndose en un territorio más de los otomanos entre 1396-1878. En fecha de 1878 la unión de distintas nacionalidades (búlgaros, balcánicos y rusos), reconquistaron y expulsaron a los otomanos de sus territorios. Acto seguido viene la proclamación del Reino de Bulgaria con el zar Fernando I en 1908 y cuatro guerras importantes: *Dos Guerras balcánicas (1912-1913) *La Primera Guerra Mundial (1914-1918) *La Segunda Guerra Mundial (1939-1945) Con el final de la Segunda Guerra Mundial llega el gran dominio del comunismo en gran parte de Europa y la influencia procedente de la Unión Soviética hace acto de presencia y con ello el inicio de una economía planificada.

En 1989 con la caída del muro de Berlín y con ella la de todos los satélites comunistas comienza el periodo de democracia en Bulgaria y en 1991 se adopta la nueva Constitución. En 2004 entran en la OTAN y en 2007 forman parte de la UE.

Datos macroeconómicos

Bulgaria tiene una población de 6.916.548 personas y su capital es Sofía. Su moneda a día de hoy es todavía el Levs, ya que no se encuentran en disposición de adaptar el euro y con ello pueden tener la ventaja de poner precios bajos gracias a que su moneda está devaluada respecto al euro y que esto les permita poder exportar más fácilmente. Dentro la economía europea es el número 72 por volumen de PIB. Su deuda pública en 2020 fue de 15.136 millones de euros que respecto a su PIB equivale al 24,7%.

Esto supone que cada ciudadano asume y soporta una deuda de 2.188 €. La tasa de IPC publicada en febrero de este año fue del 10% haciendo que la situación que vivimos actualmente haga la situación más delicada. El PIB per Cápita que suele usarse como indicador del nivel de vida de un país, en 2021 para Bulgaria se situó en 9.850€ y la sitúa en el puesto 63 del ranking europeo, lo que indica que sus habitantes tienen un bajo nivel de vida en relación al resto de los 196 países del ranking y cuyo salario medio es uno de los más bajos del mundo.

El Índice de Desarrollo Humano o IDH, elaborado por Naciones Unidas para medir el progreso de un país y con ello el nivel de vida de sus habitantes, indica que los búlgaros se encuentran en el puesto 56.

En caso de querer hacer negocios en Bulgaria podemos mirar el ranking Doing Business, que clasifica los países según la facilidad que ofrecen para hacer negocios. Este Índice sitúa a Bulgaria en el puesto 59º de los 190 que lo conforman. Un índice importante a parte de los anteriores es el Índice de Percepción de la Corrupción del sector público, en el cual Bulgaria ha obtenido el puesto 78 de un ranking que conforman 180 países.

Economía Tiene una economía abierta que ha mostrado en los últimos años ser capaz de sobreponerse e ir mejorando su competitividad. Las políticas macroeconómicas han aportado un crecimiento robusto y una mejora del desempleo haciendo que este se reduzca de forma significativa. Aunque va por el buen camino, son muchos todavía los obstáculos que tiene que superar para alcanzar al resto de la UE. Una de las medidas que están incorporando es que no haya un descenso mayor de la mano de obra.

Bulgaria ha logrado mejorar su productividad y su atractivo para ser un país que reciba inversión extranjera y poder ir aumentando la calidad de sus productos, así como una mejora en la integración de las cadenas de valor.

Es importante para todas estas cuestiones la estabilidad política que están logrando y también su política fiscal, con unas tasas impositivas bajas para la inversión privada que hace que sea muy atractivo invertir en el país. Con datos a fecha de junio del 2019 el 4% de la población trabaja en el sector primario, el 29% en el secundario y el resto, 67% en el terciario.

 Llevado estos datos al PIB podemos dividirlo en que: *la agricultura, silvicultura y la pesca representa el 4% *el sector secundario el 25% *y sector terciario el 71% Dentro del sector primario destaca el sector energético, que hoy en día por las circunstancias que estamos viviendo, hace de Bulgaria uno de los principales productores de electricidad de la península balcánica y exporta a países vecinos como Grecia, Rumania, Serbia y Turquía. Incluso existen varios proyectos para el tránsito de gas y petróleo desde Rusia y Oriente Medio que veremos cómo se van desarrollando después del conflicto entre Ucrania y Rusia.

En el sector secundario el uso de su moneda ha permitido que sus empresas más importantes hayan seguido siendo competitivas, como son las: química, farma, metalurgia, textil y calzado. Su relación con España a nivel económico indica que en 2020 fuimos su decimocuarto proveedor y el undécimo cliente, mientras que ellos ocupan el puesto 48 entre nuestros clientes y el 51 entre nuestros proveedores. La suma de intercambio asciende a 1.350 M€.

Las principales partidas de exportación de España hacia Bulgaria para el 2020 fueron: *productos químicos un 13,86% *carne 12,42% *vehículos automóviles 11,33% *máquinas y aparatos mecánicos 7,02% *materias plásticas 6,36% Y las importaciones de España desde Bulgaria son: *cereales 33,75% *aparatos y material eléctrico 11,59% *las grasas y aceites 6,80% *el vidrio y sus manufacturas 5,55% *vehículos automóviles 4,23% Ante estos datos debemos entender que Bulgaria va caminando, gracias a las nuevas políticas económicas, en el camino correcto.

Esto incrementa el potencial de crecimiento del propio país y lo hace atractivo para posibles empresas que quieran entender cómo crecer hacia Europa del Este y por otro la posibilidad de expandirse y crecer a través de Turquía y los países que la rodean.