Kuwait: país pequeño pero grande y rico en petróleo

Escrito el 15/03/2022
Sergio Valverde

Antes de entrar en datos macroeconómicos es bueno empezar explicando de dónde viene Kuwait y cuál es su situación a día de hoy. Para ello debemos partir de su historia, entender todo el proceso que ha vivido para ver y entender que nos puede aportar como país y como economía.

Orígenes como país

Partimos del año 1899 cuando el jeque Mubarak Al-Sabah, conocido como Mubarak el Grande (1896- 1915) toma el poder y concierta un acuerdo con Gran Bretaña por el cual la marina británica les protege a cambio de no entregar tierras, aceptar apoyos o negociar con ningún otro país sin el consentimiento de los británicos. Con este acuerdo Mubarak el Grande instala los pilares de lo que será un Estado moderno, donde por ejemplo aparece la escuela pública y la asistencia sanitaria.

En esa época según informes británicos Kuwait contaba con 35.000 habitantes, 3 escuelas y alrededor de 700 barcos. En 1914 Gran Bretaña da un paso muy importante ya que se reafirma como gran protector del país y reconoce la independencia de Kuwait. Con el final de la Primera Guerra Mundial pasa a ser protectorado de los ingleses y Kuwait es un país separado de Irak, que lo reclamaba como provincia, ya que para ellos siempre ha estado bajo el sometimiento del gobierno de Bagdad. Problema este último que como veremos se mantendrá con los años.

Pasados casi diez años, en 1922 el fundador de la moderna Arabia Saudita empieza a proclamar que Kuwait pertenece al nuevo reino árabe. El resultado de la batalla fue que al final el monarca saudi Abdul Aziz reconoce la independencia de Kuwait a cambio de dos tercios del territorio, haciendo así al país aún más pequeño. Con la llegada de 1929 en plena Gran Depresión internacional el negocio de las perlas en Kuwait empieza a decaer y a la vez se va acercando el momento de cambio con la llegada de 1934 y la primera concesión de petróleo del país a una empresa británica/americana, BP y Gulf, la Kuwait Oil Company (KOC)



A partir de este instante empiezan a perforarse los primeros pozos de petróleo, pero no es hasta 1938 cuando realmente se afianza la existencia de petróleo en el país. Con el final de la Segunda Guerra Mundial es cuando se empieza a exportar petróleo.

Transformación del país

Debemos centrarnos en 1961, exactamente el 19 de junio, que es cuando el tratado con Gran Bretaña se queda sin efecto por ambas partes y Kuwait pasa a ser un país totalmente independiente para tomar sus decisiones y un productor y actor importante de este sector.

El petróleo cambia el país haciendo que sea más moderno, mejora el nivel educativo y la esperanza de vida aumenta. Este crecimiento en relación a países cercanos más pobres le llevó desde entonces a crear el Fondo Árabe para el Desarrollo Económico y ayudar a estos países.



El inicio del sufrimiento

Entramos en la fase en que las circunstancias empiezan a ir mal para Kuwait, primero la Guerra Irán/Irak de 1980, donde desde Kuwait les ayudaba con donaciones y préstamos a Irak por considerarla su primera línea de defensa contra la revolución islámica iraní. Terminada esta primera guerra, año 1988, Kuwait exige la devolución de dinero a Irak por la guerra.

Este se niega alegando que les habían pagado para que les protegieran y a su vez sin esperarlo, en 1990 Irak les acusa de que han estado robándoles petróleo. De esta situación, el 2 de agosto 1990 Saddam Hussein atacó Kuwait y el día 8 pasa el país a ser parte de Irak. No será hasta 1991 con la famosa operación Tormenta del Desierto cuando EEUU sale en rescate de Kuwait. El resultado fue un alto coste para el país, una reconstrucción millonaria que le creó una deuda con los aliados y tener que esperar un año para volver a producir petróleo por que los yacimientos fueron incendiados.

En la actualidad

Es un país que se mueve entre las ganas de modernizarse y tener una democracia más avanzada, pero sigue sufriendo un conservadurismo islámico. La guerra no mejoró del todo las infraestructuras y el país depende prácticamente el 90% del petróleo, a diferencia de otros países vecinos que intentan ir cambiando la dependencia sobre esta materia prima.


Datos macroeconómicos

Kuwait la encontramos en Asia Occidental con una superficie de 17.820 kilómetros cuadrados, siendo uno de los países más pequeños del mundo, con una población que ronda casi los cinco millones de personas y tiene una alta tasa de inmigración. Es la economía número 61 por volumen de PIB con una deuda del 11,64% respecto del PIB, que la posiciona entre los países con menos deuda respecto de su PIB del mundo. El estudio que elabora Naciones Unidas sobre Índice de Desarrollo Humano para medir el progreso de un país, y que muestra el nivel de vida de sus habitantes sitúa a Kuwait en el puesto 64. 

Si la idea es hacer negocios es interesante saber que Kuwait se encuentra en el puesto 97º de 190 del ranking que conforma el Doing Business, que clasifica los países por su facilidad para hacer negocios. Dentro del Índice de Percepción de la Corrupción del sector público se encuentra en el puesto 73 de 180 países.


Relación con España

El 10 de mayo del 2021 se firmó un nuevo Memorándum de Entendimiento para estrechar y reforzar las relaciones económicas, eliminar las barreras comerciales y fomentar las inversiones kuwaitíes en España.

El comercio entre ambos países se está desarrollando por la diversidad de las exportaciones españolas, destacando los sectores de maquinaria y prendas de vestir y confección, y refinados, y por la importación de derivados de la industria petroquímica. En 2020 fuimos el cliente número 66 de los que exporta a Kuwait y su proveedor 111 en su ranking de importaciones.

La mayoría de los ciudadanos españoles que visitan Kuwait lo hacen con fines comerciales mientras que los kuwaitíes vienen a nosotros con fines turísticos. Vienen sobre todo a la Costa del Sol, donde están adquiriendo propiedades. Debemos entender que un turista kuwaití es de los que mayor gasto medio por persona realiza en sus visitas. Queda mucho recorrido entre ambos países para mejorar y aprovechar la situación estratégica de cara a un futuro.