REPÚBLICA DOMINICANA CUNA DE LAS AMÉRICAS

Escrito el 15/12/2021
José Luis Barceló


Si hay un territorio que merece ser destacado en la Historia de América, ese es el que ocupa la República Dominicana, cuna de las Américas tal y como las entendemos hoy. 

Lo que hoy conocemos como República Dominicana, es un estado que comparte con Haití el territorio de una isla conocida como La Española, uno de los primeros lugares tocados por Colón en el transcurso de su primer viaje del Descubrimiento, y donde estableció el famoso Fuerte Navidad. Se especula con que aquel fuerte fue construido en un cayo al norte de Haití, aún desconocido, tras encallar en la Navidad de 1492 la Nao Santa María y naufragar. El fuerte se construyó con los mismos restos de la Nao encallada, y Colón dejó apostados allí unos 39 marineros que, tras su segundo viaje, encontró destruido, incendiado y todos sus moradores asesinados por los indígenas.

Colón ya había tocado tierra firme en América en una isla que llamó San Salvador y sobre cuya localización hay controversia científica e histórica, y que estaría ubicada en algún punto de la cornisa de las Bahamas viniendo desde el Este del Atlántico. Podría ser igual Caicos que Watlings, Luego navegó hasta Cuba y, cabotando por el norte de la isla, dio con La Española, cuyo territorio comparten hoy dos estados, Haití y República Dominicana, cuya capital recuerda aun el nombre de aquel primer viaje y se llama San Salvador.

Colón se movió por el Norte de La Española, estableció el Fuerte Navidad en su primer atraque, con el naufragio que malogró la Nao Santa María, y navegó un poco más hasta poner nuevamente rumbo a España y relatar el éxito de la expedición a los monarcas de España que habían creído en su empresa y la habían financiado. 

La búsqueda de los restos del Fuerte Navidad es una empresa que está congregando hoy denodados esfuerzos. Recientemente se han encontrado unos restos de una nao que algunos consideran los genuinos de la Santa María de Colón. Otros creen eso imposible por dos razones: las maderas de la nao no habrían soportado 500 años dejaba de un mar de rompientes, y, en segundo lugar, porque algunos científicos consideran que el perfil de La Española, con sus cayos y arrecifes, no es igual hoy que hace 500 años y se ha desfigurado por efecto del crecimiento de arrecifes y variación del mar, sepultando parte de lo que entonces era mar. Sin embargo, Colón dejó dibujado un perfil de “la Ispaniola” en un mapa trazado a mano, en el que se aprecia la zona norte de la isla y, en una cala, un punto señalado como “natividad”, que correspondería con la ubicación del fuerte. Por cierto, que el trazado del mapa es de un fidedigno asombroso y de exactitud enigmática. 

El Fuerte Navidad habría estado ubicado en territorios de lo que hoy es República Dominicana, probablemente entre Monte Cristi y lo que hoy se conoce como Cabo Isabela, y muy probablemente en el entorno de lo que se conoce como Punta Rucia. 

Recientemente se ha descubierto una campaña del siglo XV o XVI que se considera pudo pertenecer a la Nao Santa María y que será subastada por una importante sala de Subastas con un precio estimado de 100 millones de dólares. Los réditos económicos que estos hallazgos y el protagonismo que tuvo la República Dominicana en el Descubrimiento de América suponen un extraordinario activo turístico y una formidable oportunidad para un país que alberga, además, el conocido “Alcázar de Colón”, o Palacio Virreinal de Don Diego Colón, hijo de Cristóbal, el Descubridor, y que, a partir de 1509, fue el primer Gobernador. En este emplazamiento palaciego se encuentra hoy el Museo Alcazar de Colón, construido entre 1511 y 1514, y siendo el primer gran edificio construido por europeos en América. Por este gran edificio pasaron otros grandes españoles como Hernán Cortés o Pedro de Alvarado. 

La República Dominicana no es un país grande, tiene una superficie en torno al 10% de España, aunque su población es importante, contando con casi 12 millones de habitantes. 

Al contrario que otros países de su entorno caribeño o centroamericano, su índice de Desarrollo Humano (IDH) es alto, 0,756, por encima de la media mundial, y de países como Moldavia, Paraguay, Egipto, Indonesia o Filipinas.  

Por estas razones se considera por los economistas que la República Dominicana es la primera economía de América Central y el Caribe, con un PIB per capita de 7.116 dólares que lo colocan casi en la mitad del mundo, una posición 100 entre 182 países. 

Se trata, por tanto, de un estado que ha gozado de un fuerte crecimiento económico en los últimos años con un promedio superior al 5,3% anual entre el año 2000 y 2018. Su progreso interior ha sido tan rápido, que ha sido la propia demanda interna la que ha posibilitado crecimientos mínimos anuales del entorno del 2% solo por los datos del consumo interno. Esto ha supuesto que ha sido la economía centroamericana y caribeña de mayor crecimiento en este periodo, todo ello favorecido por la baja inflación y un turismo floreciente que sostiene buena parte de su desarrollo y potencial futuro.  

La República Dominicana cuenta además con otras riquezas, como las minas de oro y plata de Pueblo Viejo, que es la cuarta mina de oro más grande del mundo, y la mayor de Sudamérica, y algunos yacimientos petrolíferos cuya importancia aún se está valorando, pero cuyas extracciones ya se exportan al extranjero en un 85% de su totalidad. 

La República Dominicana tiene además otras muchas ventajas, pues es uno de los países mas estables de la región, donde impera la Ley y la seguridad jurídica, y que se rige por una democracia representativa de corte parlamentario y elecciones libres, basada en una economía de mercado. España y República Dominicana mantienen hoy unas excelentes relaciones en todos los sentidos, especialmente en el económico y comercial. El intercambio comercial entre ambos países en el período de 2016 a 2019 totalizó 2.673,71 millones de €, con una tasa de crecimiento promedio de 14,53% De este total, 420,29 millones corresponden a exportaciones dominicanas hacia España, mientras que 2.253,42 millones corresponden a exportaciones españolas hacia la isla. 

República Dominicana cuenta con activos comerciales muy prestigiados en España, como el ron, el ferroníquel, el cacao, los aguacates y los cigarros puros, de los que República Dominicana es el mayor exportador de cigarros hechos a mano a nivel mundial y España es el sexto socio comercial de este producto.

Los cigarros puros dominicanos, considerados de la máxima calidad, representan el 5,9% de las importaciones españolas desde República Dominicana. Durante el 2019, las importaciones por parte de España sobre este rubro provinieron en un 4,5% desde el socio comercial. De esta forma, en el 2019 España importó 5,8 millones de € de cigarros dominicanos.

Por su parte, España vende a República Dominicana cerámica, baldosas y pavimentos, mobiliario técnico y científico, materiales de construcción, petróleo y derivados y, como no podía ser de otra manera, vino y aceite, muy apreciados tanto por los nacionales dominicanos como por los turistas visitantes. 

República Dominicana es hoy un país activo y dinámico, en franco crecimiento, positivo y que se ofrece al mundo como cuna, en las Américas, de la Hispanidad que se abrió al mundo desde aquel lugar de condiciones inmejorables.