RUTA POR ARMENIA

Escrito el 03/08/2021
Pepe Valera


Hasta hace nada, pocas eran las personas capaces de situar a Armenia en un mapa. Sin embargo, gracias, entre otras cosas, a su gran legado cultural, la naturaleza virgen del Cáucaso y la gentileza de sus gentes, el país ha acabado por convertirse en uno de los destinos europeos más solicitados. 

Éste es un viaje que comienza a ser disfrutado desde las animadas calles de Ereván (o Yerevan), capital de Armenia y a donde no se puede llegar con ideas preconcebidas. Muy cambiada en los últimos años, los símbolos de esa transformación –algunos ejemplos son las potentes berlinas de marcas occidentales, los modernos edificios de oficinas y apartamentos o los locales de las franquicias que todos tenemos en la cabeza y que han florecido aquí y allá- se entremezclan con viejos Ladas de la época soviética o las tabernas tradicionales llamadas khoravats y en las que lugareños y forasteros, en armoniosa confraternización, comparten un plato de khoravats (carne a la barbacoa); un vaso de oghee (vodka de frutas); o un soorch (café al estilo armenio). La cocina armenia tiene muchas características propias. Una de ellas es que, en casi todos los platos, la presencia de hierbas frescas siempre suele ser una constante. En cualquier bocado que nos llevemos a la boca siempre habrá presencia de sabores como el perejil, el eneldo, el cilantro, la albahaca, el orégano y el estragón. Cruce de caminos, no es extraño que los sabores de la cocina local están influenciados por las de los países vecinos, principalmente Turquía e Irán.


Haz click aquí Para leer el contenido completo