Arte: Javier Sierra

Escrito el 15/03/2022
Juan M. López Reina, director de Arte y Cultura del grupo Highest

¿Cómo fueron los primeros pasos dando forma a tus palabras?

Los principios de cualquier persona que se haya dedicado a alguna clase de manifestación artística hay que rastrearlos en la infancia. Empecé de niño preocupándome por las cosas que de adulto he convertido en mi profesión. Me fascinaban los misterios.

Quizá por haber nacido en la capital de provincia más pequeña de España, Teruel, tenía la oportunidad de salir de mi casa a jugar y ver la bóveda celeste con la vía láctea sobre mi cabeza. Compartí muchas horas de televisión (como espectador) con la serie cosmos, con Félix Rodríguez de la Fuente… Me fascinaba la prensa escrita, por lo que fui un periodista precoz, mis amigos y yo hacíamos pequeñas tiradas de revista y con tan solo 12 años hice mis primeros pinitos en radio. Finalmente, terminé en el mundo de la literatura.



¿Cómo te documentas para tus novelas de componente histórico?

Todas ellas tienen trasfondo histórico, aunque algunas transcurran en la actualidad, pero terminan haciendo alusión a, por ejemplo, la Europa de las Catedrales. Siempre hay esa conexión pasado-presente. Me documento con una deformación profesional. Aquel niño de Teruel que vino a Madrid a estudiar, terminó matriculándose en periodismo.

Pero a aquel niño le aburría, y sigue aburriendo, la actualidad tal y como la concebimos, así como en el periodismo deportivo. Tenía poco futuro periodístico si no me gustaban ninguna de esas cosas. A mi me interesaban las grandes historias, para las que paradójicamente había poco lugar en los medios de comunicación.

En el año 1989 Fernando Jiménez del Oso fundó una revista llamada Más Allá de la Ciencia, a la que me ofrecí como colaborador. Poco a poco fui publicando mis reportajes, y al poco tiempo, me enviaban como corresponsal y enviado especial.

¿Cómo vas formando a los personajes?

En el mundo literario siempre se dice que hay escritores de mapa y de brújula. Los primeros lo tienen todo claro en un “esquema” que marca el recorrido de principio a fin. Los de brújula son los más instintivos. Se meten en el bosque con su instinto y van llegando a los lugares adecuados.

Yo soy una mezcla de ambos. A mí me gusta preparar el viaje. Cuando entró en el bosque, tiro ese mapa, y quiero sorprenderme al igual que se va a sorprender el lector al leerlo. Es una combinación difícil porque lleva mucho más tiempo del habitual. Me documento y hay una parte instintiva también. Se parece mucho a cuando un artista se arrepiente de un trazo y lo vuelve a tapar con la pintura. A veces, con las radiografías aparecen todos esos “arrepentimientos”.



¿Qué propondrías a la juventud para mentalizarles de la importancia de los libros?

Yo creo que la juventud actual se enfrenta a un desafío sin precedentes. Hasta ahora; pensábamos que el acceso a la cultura y la información requería de un conocimiento. Ahora en cambio tenemos la falsa impresión que con un tweet o una búsqueda rápida en internet la vamos a tener.

Todas esas informaciones de un titular, son “pan para hoy y hambre para mañana” porque si no se indaga en esa información se acaba olvidando. Mucha gente joven cree que los libros son prescindibles, y creo que eso es un error.

Los libros dan algo que tenemos riesgo de perder en nuestra civilización, y es el hecho de perder la concentración. Estamos tan acostumbrados al bombardeo de todas partes que concentrarnos en algo y exprimirlo se nos antoja casi imposible. Para salvar la civilización, los libros son más necesarios que nunca.

¿Crees que la clave está en invertir más en educación?

La educación es el pilar sobre el que se construye lo que somos. Hemos dado pasos de gigante. Hace solo 100 años en nivel de analfabetismo en España era enorme. Hace solamente 50 años el nivel de visitantes españoles a sus museos era muy escaso. Todo esto ha cambiado en los últimos años.

Casi el 100% de la población estudia, aprende a leer y escribir, y hay un porcentaje cada vez más notable de gente que accede al arte, patrimonio, bibliotecas… Somos el país de Europa con mayor ratio de bibliotecas por habitante. El pequeño municipio perdido de la provincia de Teruel tiene su biblioteca. Hemos ganado mucho, y eso ha sido gracias a la inversión en educación que hemos tenido. Indudablemente nos queda camino.


¿Qué opinión tienes de las redes sociales y el internet?

Dan más cercanía, pero qué tipo de cercanía…. Cuando era pequeño y quería dirigirme a un autor, tenía que escribirle una carta al editorial, y se la hacían llegar.

Hoy en día, buscándolo por redes sociales puedes tener una respuesta. Pero eso no quiere decir que el lector sea amigo del autor. Ha establecido un contacto, pero la amistad es otra cosa. Lo digo por el caso de dos ciudadanos normales que tengan 15 años, uno en Valencia y el otro en Barcelona.

Piensan que por haber intercambiado quince privados por instagram son amigos. La amistad se construye igual que las historias literarias. Mirándole a los ojos a esa persona. Por lo tanto, creo ¿Qué opinión tienes de las redes sociales y el internet? Dan más cercanía, pero qué tipo de cercanía…. Cuando era pequeño y quería dirigirme a un autor, tenía que escribirle una carta al editorial, y se la hacían llegar.

Hoy en día, buscándolo por redes sociales puedes tener una respuesta. Pero eso no quiere decir que el lector sea amigo del autor. Ha establecido un contacto, pero la amistad es otra cosa. Lo digo por el caso de dos ciudadanos normales que tengan 15 años, uno en Valencia y el otro en Barcelona. Piensan que por haber intercambiado quince privados por instagram son amigos. La amistad se construye igual que las historias literarias. Mirándole a los ojos a esa persona. Por lo tanto, creo 


¿En qué nuevos proyectos estás trabajando ahora?

Sigo trabajando con arte. Me sigue fascinando todo lo que relacione arte e historia. Pero también estoy dando giros a otras expresiones de arte. Estoy trabajando con un gran dibujante de cómics para adaptar una novela mía al cómic. Llevo 7 años con este proyecto.