ARTISTA DEL MES: LETICIA HERVÁS Y MARÍA PORTO ARTE

Escrito el 15/02/2022
Juan M. López Reina, director de Arte y Cultura del grupo Highest

Leticia Hervás

Leticia es Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales e Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid. Ha desarrollado toda su carrera profesional en el mundo del Arte. Tras trabajar en Londres en una casa de Subastas internacional, conoció el mercado primario trabajando en la Galería Kreisler de Madrid durante tres años.

Qué significa ser galerista para ti?

Para mí es una pasión. Es levantarme todos los días intentando descubrir nuevos artistas, intentando acercar el arte a la gente y transmitir mi pasión a todo el equipo y lo que me rodea. Es una forma de vivir. Va más allá de un trabajo. Lleva consigo ponerle pasión a todo lo que se hace.

Cómo surgió la idea de la galería?

Yo tenía galerías en Asia antes de la pandemia, que ahora con esto ha cambiado el aspecto galerístico, y nuestra idea era montar una galería, pero rompiendo una serie de barreras que habíamos vivido en las que habíamos tenido anteriormente. Normalmente el acceso a las galerías solía ser complicado, pero complicado físicamente. Había que empujar una puerta que pesaba una barbaridad, o bajar unas escaleras… Eso lo que hacía era crear una barrera arquitectónica.

Antes teníamos una soberbia, que cuando entrabas en una galería lo tenías que saber todo, no era nada didáctico. Todo era única y exclusivamente para coeccionistas, y nosotras, lo que queríamos era lo contrario. Acercar el arte a todo el mundo. Por ello buscamos un espacio abierto, en este caso ha sido El Corte Inglés quien nos ha brindado la oportunidad de tenerlo y que todo el mundo que vaya a un centro comercial tenga la posibilidad de acercarse a todo tipo de arte. Queremos que la gente sepa si lo puede comprar, ponemos los precios a disposición del cliente y toda la información sobre el artista sin que tenga que ser algo engorroso.

Lo fundamental es ser didácticas, acercar el arte explicando el arte, no todo el mundo tiene que conocer a todos los artistas.



-Qué tipo de arte os demandaban más en Asia?

Principalmente español y europeo. Tanto artistas de vanguardia del Siglo XX, como Miró y Picasso, y también artistas noveles principalmente escultores, ya que el tema del bronce les parecía algo totalmente innovador y les atraía mucho. A Valdes le introducimos también en el mercado, a Barcelo no… También nos demandaban expresionismo abstracto americano. Ah, y Dalí también, sobre todo en Singapur vendíamos muchas obras de este último. Nosotras trabajábamos desde Hong Kong hasta la India.

Crees que realmente España está a un nivel internacional?

Nuestras galerías siempre han sido maravillosas y con mucho potencial. Pero muchas veces los españoles pensamos que lo bueno está fuera, y no valoramos lo que tenemos. Tenemos desde la mejor pinacoteca del mundo, hasta una de las mejores galerías del mundo. Lo que el cliente y coleccionista se tiene que creer es que realmente en España hay un arte a un nivel 10, que no se puede encontrar en cualquier lugar del mundo.

La gente quizá prefiere comprar en Londres o en Nueva York. Esto en parte es culpa del poco “marketing” y promoción que se ha hecho de las galerías de arte en España. El hecho de que haya muchos más museos de arte contemporáneo que antes, hace que el coleccionista se familiarice más con ese tipo de arte, y que esté más cómodo y cercano al mismo. Es una evolución que seguro nos llega a buen fin.



Qué harías si fueses ministra de cultura para promocionar el arte en España?

Una ley de mecenazgo. En otros países existe una ley así que hace que las empresas y coleccionistas privados se vean más respaldados a la hora de comprar arte. Por supuesto hay que fomentar las subvenciones a todo lo relacionado con la cultura, y el tema de IVA. Hay muchas veces que, para la misma obra, comprada en España sube mucho más el precio que en otro país por la subida del IVA.

María Porto

María estudió Derecho e inició su carrera profesional en la Galería Marlborough de Madrid, en 1992, donde desarrolló numerosos proyectos como responsable de distintos departamentos y siendo su Directora General entre los años 2000 al 2005.

Cuál fue tu primer contacto con el arte?

No podría acordarme de mi primer contacto con el arte. En mi vida infantil se respiraba en casa un ambiente cultural tremendo. De repente venía Pilar Miró, Mario Camus, en mi casa había muchos libros de arte… Profesionalmente tengo claro que fue en segundo de carrera, pero personalmente no recuerdo mi primer contacto con la literatura, el cine o el arte, porque he tenido el privilegio de vivirlo desde pequeña. Me considero una privilegiada por ello.

-La manera de enfocar la galería, estando todo “a la vista” es un plus

Esa es la idea. La verdad es que el feedback que estamos teniendo es muy bueno por la manera de enfocarlo. Para nosotras acercar el arte a todo el mundo y que la gente se sienta libre y pueda ver y preguntar nos parece maravilloso. No somos nadie para enseñar nada, pero estamos dando muy buenos momentos a coleccionistas que han comprado aquí su primera obra. Nosotras estamos siempre aquí para ayudarles.

El arte tiene un punto sagrado, pero no está reñido con hacerlo al modo que lo hacemos nosotras. Todo lo que está en torno a una galería, el visitante, el coleccionista, el que viene a visitarla, es gente interesante. Yo pagaría por hacer lo que hago, aunque espero que nunca me cobren por ello (risas).


Es curioso que las obras de arte en vuestra galería se pueden financiar.

Sí, igual que se hace con los viajes, una nevera, un coche… Además, una obra de arte es una inversión, por una parte se revaloriza, y por otra, el hecho de convivir con una obra de arte todos los días es la mejor inversión.

Hay obras de arte que compré hace tiempo, que aún me siguen descubriendo cosas y provocando emociones en mi. En resumen, es una inversión que está siempre contigo. Hoy el día el arte es un valor refugio, porque el que ha invertido en arte, ahí está su valor. En la crisis de primeros del 2000 muchos coleccionistas se dirigieron a nosotras y grandes empresarios apoyados en sus obras pudieron salvar sus empresas gracias a ellas.

-Si alguien quiere hacer una colección y recurre a vosotras, ¿cómo le asesoráis?

Cuando quieres hacer una colección, tienes que olvidarte de tu gusto, porque hay cosas que hay que cubrir y no todas ellas encajarán con el gusto de la persona. Es importante ver el perfil de coleccionista si apuesta por artistas jóvenes o más clásicos. Si la quieren para convivir con ella o únicamente como inversión… Hay muchísimos tipos de coleccionistas y gustos.

También hay coleccionistas que han comprado en un momento dado obras de artistas contemporáneos y de repente deciden cambiar el estilo… La gente según vive con su colección va evolucionando y cambiando de gustos.