INFLUYENTES: ANNA DIMITROVA

Escrito el 15/01/2022
David V. Castro

-¿Quién es Anna Dimitrova?

Una niña a la que le gusta soñar. Y cuando tiene tiempo es galerista, comisaria y empresaria cultural que vive entre Paris y Barcelona. Hace tiempo se licenció en Ciencias de La Información de la Universidad Complutense de Madrid e hizo un Master en Dirección de Marketing en la EAE de Barcelona. Pero sobre todo ha viajado mucho por el mundo, descubriendo culturas y talentos, creando puentes entre personas e instituciones.

-¿En qué momento decidiste que el arte era tu “vida”?

El arte siempre ha sido parte de mi vida. Mi padre, un buen ingeniero, me dibujaba continuamente personajes inventados, y mi madre me arrastraba por todas las exposiciones que había en aquellos años en la Sofía comunista de los años 80 o en Viena, de donde es originaria. Cuando era pequeña pintaba mucho y leía todos los libros de arte que me encontraba. Trabajar cerca del arte era una evidencia y así fue. Después de estar unos años en publicidad decidí abrir mi primera empresa de proyectos artísticos y culturales: NÓBULO. De ahí ha salido todo. Los proyectos a través del mundo, las galerías, las exposiciones, y todos estos años dedicados al arte. Y todo esto, espero que no cambie nunca.

- ¿Por qué crees que el arte urbano está tan infravalorado?

Creo que se valora cada vez más. Al principio había un rechazo contra una estética que no se entendía por la mayoría del público y contra el lado vandálico e ilegal. Pero el arte urbano ha crecido y su aceptación es cada vez mayor. 

Lo vemos en cada ciudad, en libros, escuelas, ferias, museos, telediarios, etc. El arte urbano es la última corriente de arte contemporáneo que se está ganando a pulso el reconocimiento. Lleva ya 40 años y ahora pasa por su época más resplandeciente.

-En una entrevista dijiste “Con el tiempo, veremos a Banksy como hoy a Velázquez”. ¿En cuánto tiempo crees que se equipararán?

Esa fue una frase sacada un poco de contexto, lo que iba diciendo es que el arte urbano un día tendrá la misma aceptación que cualquier otra corriente artística, y que destacarán los grandes nombres. Estamos ya en esta fase. Todo el mundo sabe quién es Banksy y conoce por lo menos una obra suya. Ya ha entrado en el imaginario colectivo. Ha marcado la historia a su manera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



-¿Qué te parece que cada vez más marcas recurran al arte urbano para promocionarse?

Es algo muy positivo para todos. Por un lado, para las marcas que se nutren de la creatividad y originalidad que pueden aportar los artistas urbanos y ofrecen algo diferente al público. Ya no estamos delante de anuncios mil veces vistos, tenemos arte que nos conmueve, nos sorprende o nos hace reflexionar. Esto no tiene precio. Y por otro lado, las marcas permiten que los artistas realicen grandes proyectos y que vivan de su trabajo. Es muy importante para que el sector se desarrolle y evolucione.

-¿Es rentable invertir en arte urbano hoy en día?

Si, mucho. Por eso cada vez hay más coleccionistas y aficionados a comprar obras de artistas urbanos. El mercado crece y los precios suben. Es una buena inversión que aconsejo a todos.

-Un mensaje para los lectores de Diplomatic World Magazine

Compren arte urbano. Vayan a galerías, infórmense, déjense sorprender por el talento joven, no hay nada más gratificante que tener un flechazo por una obra de arte y llevársela a casa.