LA BATALLA DE LEPANTO

Escrito el 15/11/2021
David V. Castro

El evento especial de este número de la revista, es el Día de la Hispanidad, y es la ocasión perfecta para hablar de la batalla de Lepanto, que tuvo lugar el día 7 de octubre de 1571 en el golfo de Patras (frente a la ciudad de Lepanto)

Esta batalla fue fundamental para España, y es por ello que en este número queremos contaros como transcurrió para que sepáis un poco más sobre ella.  La batalla de Lepanto es uno de los acontecimientos más importantes de la Edad Moderna, especialmente para los reinos europeos, ya que fue una batalla crucial en la que Europa se jugaba mucho. 



Antecedentes

En el año 1453, los otomanos habían conseguido tomar Constantinopla, y acabaron con el antiguo Imperio Bizantino. Esto causó que la piratería en el Mediterráneo fuera muy alta y el comercio comenzó a verse muy afectado. España estaba en constantes guerras contra Francia, problemas que se llevaban gran parte de las arcas del Imperio que venía de las Indias.

En el año 1559 se firmó el tratado de Cateau-Cambresí, el cual permitió a Felipe II abarcar el problema del Mediterráneo, ya que, hasta ese momento, todas las posesiones que había conseguido Fernando el Católico y más tarde Carlos I habían sido perdidas a manos de los corsarios musulmanes que estaban al servicio de Solimán.

Causas de la batalla de Lepanto

Chipre estaba en posesión de Venecia, siendo este el último de los señoríos cruzados que mantenían aún las fuerzas cristianas. El sultán Selim II, ordenó a los venecianos entregar Chipre, porque pertenecía a Jerusalén, pero Venecia se negó y se apresuraron a fortificar la isla porque sabían que eso desembocaría en un ataque. Entre los años 1567-1570, se fue fortificando la isla, además de mandar desde Italia a 2000 hombres que se sumarían a los 12.000 hombres que había en la isla para defenderla.

l 26 de julio de 1570 comenzó un asedio que duraría 46 días, tras los cuales partes de las fuerzas cristianas se vieron obligadas a la capitulación, tras esto, el 19 de mayo de 1571, después de 64 días de cañonazos, la ciudad de Famagusa tuvo que rendir la plaza. Fue a raíz de la pérdida de Chipre cuando la Liga Santa comenzó la reclutación de naves y hombres para luchar contra el “infiel”.



La batalla de Lepanto

El 15 de septiembre de 1571 salieron las primeras naves en dirección al golfo de Tarento, donde se encontrarían de nuevo todas las naves para ultimar los preparativos e ir avanzando poco a poco para encontrar a las tropas musulmanas. En el otro lado, los espías del Imperio Otomano habían conseguido la información y se dispusieron a movilizar las tropas para hacer frente a los cristianos cerca de Grecia. Así movilizaron a los almirantes, Alí Bajá, Uluj Alí y Mehmed Siroco, quienes comandarían 87 galeotas y 210 galeras, además de unos 120.000 hombres.

La batalla de Lepanto tuvo lugar el día 7 de octubre de 1571 en el golfo de Patras frente a la ciudad de Lepanto, consiguiendo los cristianos una gran victoria sin precedentes, en el que la Liga Santa demostró un poder y una capacidad de batalla pocas veces antes vista. En la batalla de Lepanto, ambas tropas sufrieron graves consecuencias y pérdidas, que fueron: -Tropas cristianas: 12 galeras y 7600 muertes. -Tropas musulmanas: 190 naves destruidas, y 30.000 bajas. Además de esto, se consiguió la liberación de 12.000 cristianos, los cuales procedían de escaramuzas anteriores.



Sin duda, el éxito en el resultado de esta batalla fue gracias a los comandantes de la Liga Santa, marineros y militares que supieron utilizar las técnicas apropiadas para enfrentarse a sus enemigos. Los personajes más importantes fueron: Juan de Austria, Sebastiano Venier, y Marco Antonio Colonna.