EL TREN: PIEZA CLAVE PARA LA MOVILIDAD SOSTENIBLE

Escrito el 15/02/2022
Carlota Morán

Desde que llegara el tren a España en 1848 con la primera línea que se inauguró en España que era Mataró-Barcelona, este medio de transporte no ha hecho más que mejorar tanto a nivel medioambiental, económico y de comodidad.

El tren es un medio de transporte que cada día utiliza más gente por la comodidad que supone. Para promover un cambio real hacia la sostenibilidad para el medio ambiente el tren se postula como una pieza clave para lograr este propósito. Este medio de transporte se posiciona como una alternativa mucho más ecológica a la hora de viajar frente a otros medios de transporte como el avión, el coche o el autobús.

Actualmente, cada vez son más las personas concienciadas con el problema medioambiental y por esta razón quieren contribuir y aportar su grano de arena para frenar el cambio climático. Por este motivo, utilizar el tren se presenta como una buena manera de reducir el impacto medioambiental que supone viajar ya que al ser un transporte colectivo es menor el consumo de energía que emplea pues se aprovechan de una forma más eficaz las plazas del mismo. 



La movilidad en este tipo de transporte no ha hecho más que mejorar con el transcurso de los años. Desde los primeros trenes hasta llegar a la Alta velocidad que iniciaba su andadura con el trayecto de Madrid – Sevilla que se inauguró para la Expo de Sevilla en 1992 consiguiendo que en el año de su inauguración viajasen más de un millón trescientas mil personas en esta línea.

Sin embargo, el número de viajeros que utilizan el tren no ha hecho más que crecer cada año desde que comenzase su andadura en 1992 y cada día son más los que se decantan por esta opción más cómoda, rápida y sostenible. Además, la emisión de los trenes ha ido disminuyendo conforme ha ido pasando el tiempo, puesto que cada día más, se busca que los trenes tengan mejores prestaciones y mayor comodidad a un menor precio, pero también que la contaminación que emitan los mismos sea menor pues cada día más se pretende estar más concienciados con el medioambiente y que los desplazamientos sean más respetuosos con el mismo. El inicio de los trenes de Alta Velocidad supuso un punto de inflexión en el ámbito de la movilidad.

No cabe duda que marcó un antes y un después en el modo que empleaba la gente para desplazarse por España. Este tipo de trenes se presentan como un motor económico fundamental para nuestro país que posibilita viajar por ocio o por trabajo. España es un país que apuesta por este medio de transporte ya que es el segundo país con más metros de líneas de AVE únicamente superados por China. 


Los trenes sostenibles son una pieza clave para la sostenibilidad. Por ello, las medidas actuales para su uso se basan en tres características fundamentales que son: la reducción de emisiones directas e indirectas a lo largo de todos los procesos que son necesarios para la construcción y el funcionamiento del tren. La disminución de consumo eléctrico energético no solo del propio tren sino también en el proceso de la fabricación del mismo.

Y por último, más reciclaje y reusabilidad de materiales desde el comienzo considerando estos aspectos desde la fase de diseño de los trenes sostenibles. Mediante estas tres medidas se pretende reducir la contaminación del tren tanto en su trayecto como en la fabricación del mismo. Es el único que ha disminuido el consumo de energía y las emisiones y a su vez trata de implementar cada vez más fuentes de energía renovables.